"Hasta ahora, los filósofos han tratado de comprender el mundo; de lo que se trata sin embargo, es de cambiarlo" Karl Marx

Seguidores

viernes, 19 de agosto de 2011

La PC cumple 30 años

En 1981 IBM lanzó su primera computadora personal y casi sin buscarlo, abrió un standard que se mantiene hasta hoy. Cómo era y como cambió la PC
En 1964 la revista New Scientist convocó a una serie de especialistas a pensar cómo sería “El mundo en 1984”. Allí Arthur L. Samuel, del Centro de Investigación Watson de IBM, escribió un artículo titulado The Banishment of Paper Work, en el que aseguraba:
“Hasta que no sea viable obtener una educación en casa, a través de nuestra propia computadora personal, la naturaleza humana no habrá cambiado”.
Samuel ignoraba lo terriblemente profético que sería su artículo. The Banishment of Paper Work es considerado hoy una de las primeras referencias históricas del término “computadora personal”, un paso en el desarrollo de la industria informática que efectivamente cambiaría de manera sustancial la naturaleza humana. Para peor, Samuel lo decía desde un lugar crucial: sería IBM la empresa responsable de popularizar ese término, apenas tres años antes de la literaria fecha elegida por New Scientist para dar rienda suelta a sus especulaciones. En 1981, IBM presentaría su IBM PC 5150, más conocida como IBM PC, un equipo que acabaría por marcar un quiebre decisivo en la historia de la computación: salvo honrosas excepciones, todas las computadoras hogareñas de ahí en más replicarían el standard de fabricación de IBM y lo que todavía hoy conocemos como PC se lo debemos a este histórico modelo que acaba de cumplir sus primeros 30 años de vida.
Por lo demás, el concepto de PC o computadora personal no era nuevo. Ya en 1972, la compañía Xerox había lanzado al mercado Alto, una de las primeras computadoras hogareñas que, además, introducía por primera vez un sistema operativo con interfaz gráfica de usuario y metáfora del escritorio. Aunque no fue un éxito comercial, Xerox Alto abriría el camino para el ingreso de la computación al hogar que se completaría más tarde con el lanzamiento en 1975 de la Altair 8800 y la IBM 5100 y en 1977 con la Apple I, la TRS-80 y la Commodore PET, entre otros.
Anticipando el impacto que comenzaban a tener los equipos destinados al hogar y al calor de un marcado descenso en el precio de los componentes, lo que empujaba a cada vez más empresas a ingresar al negocio de la computación, en julio de 1980 IBM se abocó a desarrollar un nuevo tipo de computadora personal. Según cuenta IBM en su historia oficial: 
“En septiembre de 1980 en Boca Raton (Florida, Estados Unidos), un equipo de 12 especialistas recibieron el encargo de desarrollar en un año “una máquina que la gente deseara tener”.  
Y lo cumplieron: el 12 de agosto de 1981, IBM presentó su IBM PC 5150. Ese mismo año, Apple lanzaba su Apple II, otro exitoso modelo de computadora personal que, sin embargo, no tendría el impacto de la IBM PC. ¿Qué es lo que hizo que esta última terminara por estandarizar el modo de fabricación de las computadoras personales del futuro? En primer lugar, IBM optó por un tipo de arquitectura abierta que facilitó que otras empresas pudieran desarrollar equipos similares. No se trató de un gesto de generosidad desmedida, sino de una estrategia comercial en pos de alcanzar un desarrollo ágil para una empresa, IBM, que siempre se mostró más afín al mercado corporativo que al doméstico. Si hasta entonces todas las computadoras personales -y acá incluimos a la Apple II y sus sucesoras, las Macintosh-, todas las empresas habían desarrollado sus propios componentes y su propio software de manera licenciada, IBM optó por abrir el juego. Con excepción del teclado, todo el hardware restante sería de terceros: un monitor japonés, un procesador -el 8088- de Intel y una impresora de Epson, por citar algunos ejemplos. El IBM PC Technical Reference Manual, que IBM lanzó junto a su PC, permitió, a su vez, que seis semanas después de la salida al mercado de su equipo, una empresa ya tuviera más de 20 periféricos compatibles con el IBM PC -tales como expansión de memoria, tarjetas de adquisición de datos, chasis de expansión, etc.-, disponibles en el mercado.  
Algo similar ocurriría con el software. IBM desarrolló BIOS, un software que localizaba y reconocía todos los dispositivos necesarios para cargar el sistema operativo. Si bien IBM confiaba en recuperar el dinero invertido a través de la venta de estas licencias, pronto varias compañías lograron replicar la BIOS mediante ingeniería inversa. Paralelamente, IBM dejó el sistema operativo de su PC en manos de una todavía incipiente Microsoft. Su presidente Bill Gates les ofreció un sistema operativo que, si bien no se lo vendería, sí se lo licenciaría. Así, la IBM PC saldría al mercado con el PC-DOS, conocido más tarde como MS-DOS.  
Si bien las previsiones de ventas de la IBM PC se superaron con creces, las estimaciones para cinco años se superaron en un solo mes y, en tres años, IBM había vendido más de 250.000 unidades, su hegemonía no duró demasiado. Las condiciones de Bill Gates, al licenciar el sistema operativo, y la arquitectura abierta de IBM, propiciaron que otros fabricantes lanzasen computadoras compatibles IBM PC. Estos clones, además de desbancar a IBM (50 fabricantes comenzaron a lanzar sus modelos con precios mucho más bajos), catapultaron los ingresos de Microsoft y la situó en una posición extremadamente ventajosa.
En cualquier caso, la IBM PC permitió la masificación extraordinaria de la computación al llevarla al hogar, posibilitando que allí se quede y, como pedía Samuel en 1964, se inicie un proceso de “educación en casa” que modifique la “naturaleza humana”. Pronto la diferencia entre IBM PC y Compatibles IBM PC (como se llamaban a los clones) dejó de existir y el término PC se ganó su propio lugar en la historia. Pocos desarrollos informáticos pudieron conservar su vigencia a lo largo del tiempo como lo ha hecho la computadora personal: ni el VHS ni el Fax lograron mantener el espacio ganado en el mercado y en los hogares luego de sus lanzamientos. De hecho, en 2010 se vendieron más de 1.300.000 PC en Argentina, según un estudio difundido por Enrique Carrier. En este sentido, el consumo de contenidos audiovisuales vía internet como forma de entretenimiento en los hogares ha renovado de alguna manera la vigencia de las PC. Así, el reinado de las PC sigue vigente. Y todo se lo debemos a este viejo y fundacional modelo que hoy cumple 30 años de vida: el IBM PC 5150, la primera “PC”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...