"Hasta ahora, los filósofos han tratado de comprender el mundo; de lo que se trata sin embargo, es de cambiarlo" Karl Marx

Seguidores

jueves, 18 de agosto de 2011

A la izquierda de Feinmann

En una nota de opinión en página12, José Pablo Feinmann, se pregunta para responderse del porqué de la importante victoria del Kirchnerismo (ya cristinismo, según él) en las votaciones primarias del pasado domingo. Comienza con un paralelismo antagónico entre la crisis económica mundial y esta Argentina de ensueños, que capacitádamente, no se vio afectada ante la debacle global. Luego recurre a “El capital” de Marx para llegar al director del la implementación salvaje del capitalismo en Argentina: “Ese fervor se llamó menemismo. El gobierno de Carlos Saúl Menem y sus socios del capitalismo financiero y agrario cumplieron el esquema de los diez puntos del Consenso y devastaron el país, enriqueciéndose ellos en uno de los bandalajes más grandes de nuestra historia” Es curioso. Con el simple hecho de citar el mecanismo escandaloso en que se privatizó YPF para ponerlos en manos de Repsol, socio del capitalismo financiero de Kirchner, quizás José Pablo  quisiera entender la situación real. Luego, define el kirchnerismo como una mezcla de Keynes, el primer Perón y el populismo de izquierda latinoamericano y se desgarra de bronca contra la verdadera oposición; según él, los medios de comunicación, donde habita el grupo Clarín, primer aliado mediático del oficialismo. Aquí, el querer entender, también es importante.
Pero quizás, lo más destacable de esta fabularización del presente, es la reseña que hace sobre la izquierda y su participación en estas llamadas primarias, donde primeramente se debían filtrar las minorías para el beneficio final de las mayorías políticas. Aunque en este caso los planes no salieron del todo perfectos.
“Es bueno y alentador que la izquierda haya superado el 1,5 por ciento, porque eso la alejará de las tentaciones de otras vías que no sean las de la participación dentro de la lucha democrática.”Claramente, a José Pablo, no le cae muy bien que el partido obrero haya logrado participar en las elecciones de octubre, por lo que recurre a una reflexión acotada pero con  curiosas interpretaciones impregnadas  de subestimación y arrogancia que se alejan maliciosamente del revisionismo histórico y una observación seria  del presente.
No hay que ir muy lejos para demostrar el fuera de lugar de su mal intencionado comentario en referencia  al Partido Obrero. El ejemplo reside en Chile. Salvador Allende fue el primero en arriesgar su vida para demostrar que la llegada de políticas socialistas  al  Estado era posible por vías democráticas. Proceso que fue interrumpido a balazos  por ese mismo capital extranjero que hoy gobierna en Argentina. No sólo se niega a reconocer esta verdad, sino que lo lleva más allá diciendo que La economía política argentina se basa en la recuperación del Estado. Por eso, debería advertir sobre esas tentaciones a los verdaderos dueños del poder económico en nuestro país; los mismos que planearon los golpes de Estado en  Latinoamérica y que hoy ocupan un lugar privilegiado  en las inversiones extranjeras en todo el territorio nacional.
Feimmann hace lo simple. Se sube al carrito de los vencedores para dibujarles una realidad ideal desde la intelectualidad y desde la suspicacia, esa que utilizó para definir a la izquierda como un movimiento que toma vías que están afuera de la lucha democrática. La falta de respeto y consideración  es notable ¿No ameritaba acaso un razonamiento superior la posibilidad que el  PO se halla ganado un lugar en las elecciones de octubre?
La columna vertebral sindical del gobierno está liderada por Hugo Moyano, personaje democrático  que durante la dictadura a comienzos del 80 ejerció la secretaría general de la delegación marplatense de la Confederación General del Trabajo de la República Argentina. Pero José Pablo, prefiere intentar manchar y subestimar al movimiento obrero.
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-174504-2011-08-15.html

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...