"Hasta ahora, los filósofos han tratado de comprender el mundo; de lo que se trata sin embargo, es de cambiarlo" Karl Marx

Seguidores

miércoles, 6 de abril de 2011

103 Nietos recuperados y vamos por más, vamos por todos...


Cecilia Beatriz Barral

Abuelas: “Encontramos a la nieta N° 103”

“Con una inmensa alegría las Abuelas de Plaza de Mayo comunicamos que hemos encontrado a la hija de Cecilia Beatriz Barral y Ricardo Horacio Klotzman, desaparecidos el 02 de agosto de 1976 en la ciudad de Rosario”.

Miércoles, 06 de abril de 2011. Las Abuelas de Plaza de Mayo informaron que dieron con el paradero de la nieta Nº103. La joven, como ha ocurrido en otros casos, se negaba a realizarse los exámenes genéticos hasta que, conforme a la ley vigente, la Justicia ordenó la extracción y ayer informó el resultado a las partes.
Los padres
Ricardo Horacio Klotzman nació el 24 de mayo de 1951 en Venado Tuerto, provincia de Santa Fe. Era el mayor de dos hermanos. Una vez que terminó la escuela secundaria, se mudó a Rosario para estudiar Ciencias Económicas en la Universidad Nacional de esa ciudad, carrera que, finalmente, abandonó en 1972. Trabajó de profesor particular en una academia dando clases de apoyo a estudiantes secundarios. Fue empleado en una bodega y en una empresa metalúrgica. Sus amigos le decían “Patón”. Militaba en el PRT-ERP. Sus compañeros lo llamaban “César”, “Hugo” y  “Juan de Dios Pérez”.
El 21 de junio de 1973 se casó con Liliana Bojanich y el 10 de noviembre de 1974 tuvieron una hija. Años más tarde, la pareja se separó. Liliana fue secuestrada el 8 de junio de 1976 en la vía pública en la ciudad de Buenos Aires y permanece desaparecida. Cecilia Beatriz Barral nació en la ciudad de Buenos Aires el 21 de junio de 1951. Era la mayor de dos hermanos. Su familia la llamaba “La Negra”. Se mudaron a Mar del Plata cuando ella empezaba el colegio secundario. Estudió en el Colegio Normal de esa ciudad y se recibió con el título de maestra. Luego, estudió la carrera de Maestra Especial en la Universidad Católica. Se inscribió en la Universidad Nacional de Mar del Plata para seguir sus estudios, algunos de sus familiares dicen que estudió Sociología y otros Antropología. Trabajó dando clases en el Colegio Pierre Marie y como encuestadora. Militaba en el PRT-ERP. Sus compañeros la llamaban “Mecha” o “Mercedes”.  El 25 de septiembre de 1972 fue detenida mientras colgaba una bandera del PRT en el Colegio Nacional. Permaneció presa durante un tiempo en la Comisaría 2º de Mar del Plata hasta que el 9 de octubre de ese mismo año fue trasladada al penal de Villa Devoto. Recuperó su libertad el 25 de mayo de 1973 en el marco de la amnistía a los presos políticos decretada por el gobierno de Cámpora. A partir de entonces, el partido le asignó tareas políticas en la ciudad de Rosario.
Ricardo y Cecilia se conocieron en el ámbito de la militancia. Fueron secuestrados el 02 de agosto de 1976 en el domicilio donde vivían en la calle Necochea 2050 de Rosario. En el operativo fue asesinado otro compañero que se encontraban en la casa junto con ellos. De acuerdo a las pruebas documentales disponibles en el Archivo Intermedio de Santa Fe, se sabe que se trató de un operativo conjunto entre el Ejército y la policía de la provincia. Por parte del Ejército intervinieron agentes del Destacamento de Inteligencia 121 de Rosario, responsable del Centro Clandestino de Detención “Quinta Operacional de Fisherton”, adonde precisamente fueron llevados Ricardo y Cecilia.
Cecilia estaba embarazada de nueve meses al momento del secuestro y debía dar a luz en esos días. Fue vista por última vez el 11 de agosto de 1976, dentro del centro clandestino, y luego fue trasladada para parir. Su hija sería entregada en adopción días más tarde por el juez Luis Vera Candiotti, recientemente procesado por la supresión de identidad de otra de nuestras nietas.
El caso
El caso de esta nieta lleva ya varios años de tramitación en la justicia federal. Abuelas se constituyó como querellante para que el ADN de la joven pueda ser analizado por el personal del Banco Nacional de Datos Genéticos –y no por el Cuerpo Médico Forense, tal como había solicitado la defensa– y también que pueda ser cruzado con todos los grupos familiares que se encuentran en el Banco. El 20 de marzo último se empezó a hacer la comparación que ayer dio el feliz resultado de que es una de nuestras nietas.
Ahora la joven puede reencontrarse con su familia biológica y con su hermana, que la buscaron desde siempre junto con Abuelas, y así, con su verdad y su historia, desandar el camino hacia su real identidad. (Portal Contacto Político)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...