"Hasta ahora, los filósofos han tratado de comprender el mundo; de lo que se trata sin embargo, es de cambiarlo" Karl Marx

Seguidores

jueves, 21 de abril de 2011

Consejos para una Vida Lógica y Ecológica. (Segunda parte)

La Madre de la CONTAMINACIÓN y del derroche. No consumas de más: ¡NO al CONSUMISMO!
Usa agua caliente la indispensable.
Cocinas eléctricas: Apaga antes de terminar (retienen el calor). Para cocinar es más barato el gas. Usa y regala ollas a presión (rápida y ecológica).
DESCONGELA la heladera regularmente. El hielo reduce eficacia, consume más y produce más averías. Baja el nivel de frío del frigorífico: No hace falta muy fuerte. Evita abrirlo muchas veces y mucho tiempo.
Aire Acondicionado: No pases frío en verano y úsalo sólo en la habitación que estés. Asegúrate que abriendo la ventana no entra aire fresco. Es MEJOR un VENTILADOR.
APAGA “totalmente” la TV, radio, luces, ordenador/PC  (o la pantalla)… si no los estás usando. En tu lugar de trabajo apaga las luces de zonas comunes (servicios, escaleras…) poco utilizadas y con luz natural (ventanas). Pide a tu ayuntamiento/municipio que enciendan al mínimo las luces de las calles y edificios públicos y que pongan menos adornos luminosos (en Navidad…).
No te enrolles por teléfono (sé breve).
FUMAR quema tu dinero, tu salud y la de los que te rodean. Pasa de HUMOS y ahorra para fines más útiles.
Hay bombillas que consumen menos, ahorran y alumbran más.
No consumas bolsas de plástico: Llévate un bolso a la compra o un carrito y pide que no te den bolsas.
NO consumas latas y aluminio. Son muy costosas y contaminantes: En una lata siempre es más costoso el envase que el contenido.
Pide y consume productos en vidrio retornable (leche, bebidas…).
Lo MEJOR en envases: Vidrio RETORNABLE (envase ecológico), luego papel/cartón, después tetra-brick y plásticos, y lo PEOR, latas y metales. Procura no comprar ni usar NUNCA bebidas en envases individuales, ni alimentos enlatados.
No uses/compres productos de PVC para nada, contamina muchísimo en su fabricación, no es reciclable y libera sustancias tóxicas.
Ten siempre presente que cada cosa que compras o usas ha requerido una ENERGÍA para producirse y esa energía seguramente ha contaminado parte del planeta. Además, CONSUMIR compulsivamente no nos hace ni mejores ni más felices.
La ropa sirve de un año para otro. Pasa de las modas y de acumular ropa año tras año. Si no vas a usarla, dónala.
Instala energía solar o pide que se instale en tu edificio/empresa y en tus edificios públicos (colegios, hospitales, ayuntamientos…)

¿Para qué tanto coche?
Ve ANDANDO o en BICICLETA (es sanísimo) o usa el transporte público. Exige poder montar tu bici en el tren (con una sábana pasa como equipaje).
Chequea el tubo de escape del coche, moto… No eches más gases de los necesarios y cuida el RUIDO, que molesta muchísimo.
Usa gasolina SIN plomo (pon el catalizador si te hace falta).
Usa gasolina BioDiesel, pero sólo si es de producción nacional: No quemes en tu coche la producción agraria de países pobres.
Usa la BICICLETA y las ESCALERAS (evita ascensores). Mejor el Tren/Autobús que el coche.
Consume productos locales que se transportan menos: Transportes contaminan mucho. Además, ayudarás a tu región.
Ahorrar gasolina es fácil: Los coches potentes (4×4…) consumen más. Las ruedas mal infladas incrementan el consumo.
Circula con la marcha más grande posible: Pasa rápido a segunda, tercera… cambia a quinta antes de llegar a 50 km/h.
No aceleres cuando el semáforo siguiente lo veas rojo, o si hay una curva u obstáculo próximos en el que tendrás que frenar. Si vas lanzado, mejor dejar que el coche se pare poco a poco y si no, acelera poco hasta detenerse o hasta que el semáforo se ponga verde.
Reducir el uso del freno nos garantiza la perfecta conservación de los frenos durante más tiempo. Frenar en cada curva es peligroso.
Las ventanillas abiertas y la baca elevan el consumo de gasolina.
Reduce el consumo del Aire Acondicionado: Reduce potencia y eleva el consumo de gasolina. Además el Aire Acondicionado es malo para las articulaciones y para las vías respiratorias. Úsalo con moderación y asegúrate que no contiene gases destructores de la capa de Ozono (CFC…).
Modera tu velocidad: La velocidad ideal para un consumo de gasolina óptimo suele oscilar entre 90-110 Km/h. Por encima de 120 el consumo se dispara estrepitosamente. Evalúe el ahorro en tiempo: No suele compensar el riesgo, el consumo y la contaminación.
Reduce tu velocidad al circular cuesta arriba, pues el consumo se dispara mucho si mantenemos la misma velocidad que en llano. En las cuestas abajo, es bueno dejarse llevar sin acelerar demasiado para luego frenar.
Ley de la velocidad general: A más velocidad, más riesgo, más consumo, más gasto, y más contaminación.
No cargar el vehículo innecesariamente con mucho peso: A mayor carga, mayor consumo de gasolina. Si no es necesario NO llenes el depósito.
Revisa en cualquier taller la “calidad” de las emisiones y el nivel de “ralentí” del coche.

YA!
Colabora con alguna asociación humanitaria y/o ecologista local o internacional, como GreenPeace: www.greenpeace.org
Hazte voluntario (ambiental…): El voluntariado es el mejor remedio contra la apatía y la depresión.
Hazte DONANTE de SANGRE, SUERO, ÓRGANOS y/o MÉDULA… No duele nada y 1 minuto de tu tiempo puede salvar muchas vidas. ¡Rápido!, hay gente que necesita TU ayuda, NO SEAS EGOISTA.
No acumules en tu casa objetos que no necesites: ropa, zapatos, juguetes, libros… ¡Dónalos y libera su energía! Hay organizaciones que los recogen (caritas, bibliotecas…).
En el mundo somos casi 7000 millones de personas. Podríamos ser más y vivir mejor si viviéramos austeramente, pero en el mundo actual la SUPERPOBLACIÓN y el CONSUMISMO están haciendo que mueran de hambre muchas personas: Exige políticas que no fomenten la natalidad y que se faciliten los trámites para la adopción de tantos niños necesitados de cariño que hay en todo el mundo.
Consigue la dirección de correo de tu ayuntamiento, ministros, gobierno local y global, y de empresas contaminantes: escríbeles con tu opinión e informa a la policía por si pudiera ser ilegal. Por ejemplo, España vende armas a países conflictivos o que violan los Derechos Humanos y ciertas armas van dirigidas a la población civil. Pide a tu gobierno que no venda armas.

Al comprar cada producto estamos colaborando con el desarrollo de una empresa. Asegúrate, en la medida de tus posibilidades, que esa empresa tiene un comportamiento aceptable, tanto social como ecológico. Especialmente en las inversiones bursátiles o bancarias, asegúrate que la sociedad en la que confías tu dinero no contamine en exceso, no explote a trabajadores de países en desarrollo, ni financie actividades poco éticas… Si eres accionista, pide que la empresa efectúe un examen de “daños” medioambientales y sociales. Por ejemplo, muchas zapatillas de deporte y balones de conocidas marcas usan mano de obra infantil y abusan: ¡Entérate cuáles son y no las compres! En papel y madera usa productos certificados FSC: www.fsc.org/esp
Compra productos de comercio justo y ecológico: Pueden ser más caros pero no contribuyes a la sobreexplotación humana o del planeta.

No es sostenible que todos los habitantes del planeta consuman tantos recursos los habitantes de los países ricos.
 Ni siquiera el actual ritmo de consumo es sostenible. Sin embargo, todos los habitantes tienen los mismos derechos. Por tanto, tenemos que aprender a vivir con austeridad, pensando que no por mucho consumir somos más felices. El consumismo no nos hace felices y está destrozando el planeta. El ecologismo es más que una tendencia, es una necesidad y un estilo de vida con profundas raíces filosóficas. Epicuro de Samos (filósofo griego, 341-270 a.C.) decía: “¿Quieres ser rico? Pues no te afanes en aumentar tus bienes, sino en disminuir tu codicia”. Lee el libro de Joaquín Araújo titulado “Ecos… lógicos. Para Entender la Ecología” (2000): www.resumelibros.tk
Cada vez que compras algo colaboras con la industria (minería, transporte…). Para ser respetuoso con este planeta lo mejor que podemos hacer es REDUCIR nuestras compras, y no comer carne diariamente. Por ejemplo, las joyas suelen esconder grandes zonas devastadas por su minería, contaminadas por su industria y conflictos bélicos por el acceso a dichos recursos. ¿Quién necesita ese anillo?
Gastando menos se reduce el riesgo de mareas negras, cambio climático, lluvia ácida, contaminación global, accidentes nucleares…
Nos unimos los días 1 de cada mes: Apaga 10 minutos todos los aparatos eléctricos como protesta: TODOS entre las 21:00 y las 21:10h.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...