"Hasta ahora, los filósofos han tratado de comprender el mundo; de lo que se trata sin embargo, es de cambiarlo" Karl Marx

Seguidores

viernes, 29 de julio de 2011

Dolores de parto entre invisibilizados y desaparecidos

“Dolores de parto entre invisibilizados y desaparecidos” tal es el nombre con el que Marcelo Valko sintetizó la excelente noticia de que el Espacio para la Memoria, Ex- ESMA, será el lugar donde se construya el Monumento a la Mujer Originaria. En un texto sentido, Valko nos habla de buenos augurios, de lo providencial de esta unión entre dos luchas, de nuestros  hermanos indígenas y nuestros hermanos desaparecidos, unión que traerá vida, construcción y alegría allí donde nos quisieron imponer el dolor y la muerte. Habrá que creer en las palabras de Marcelo, que hoy, cuando vemos a Videla y Menéndez al fin condenados, parecen proféticas. Pero no se trata aquí de ninguna divina providencia, todo lo contrario: son las señales de que los años de lucha no fueron en vano.
Les dejamos aquí el texto de Marcelo Valko para que lo disfruten y compartan.
Comisión Organizadora del Monumento a la Mujer Originaria.
Dolores de parto entre invisibilizados y desaparecidos
Que el artista Andrés Zerneri comience a gestar el Monumento a la Mujer Originaria en ese espacio de dolor que constituye la ex ESMA, posee una significación sorprendente. El propósito es que ese monumento reemplace a la estatua ecuestre del general Julio Roca emplazada en la Diagonal Sur de la ciudad de Buenos Aires.
El espacio físico del predio de la ex ESMA es el símbolo más contundente de lo que significó la última dictadura, ese enorme predio es el paradigma del genocidio perpetrado desde el Estado por Videla y Massera, allí llevaron detenidas a miles de personas para luego desaparecerlas. A raíz de ese espanto, ese espacio trágico, teñido de muerte, se convirtió en una Geografía Sagrada que no deja indemne a nadie que recorre sus instalaciones.
Que en la ex ESMA se geste y produzca la estatua de la Mujer Originaria, que padeció lo inenarrable a manos del Ejercito alsina-roquista es lo mejor que podía sucederle al proyecto imaginado por Osvaldo Bayer. No hay casualidad, esto es mágico. Es un augurio. Es providencial que allí, donde se ocultó tanto dolor se transforme en el útero donde se construya la estatua, y por eso, posee una significación trascendente que va a terminar de consolidar para siempre el puente que une al concepto del indígena con el desaparecido. Indudablemente los indígenas que fueron invisibilizados fueron los primeros desaparecidos, por eso ese bronce va a ensamblar invisibles y desaparecidos, es un puente de luz que los va a fusionar sin confundirlos. Una invisible lo va a transitar para salir para siempre de la larga noche de horror. Va a ser increíble, tremendo.
Zerneri ya comenzó a trabajar con esos dolores de parto. Pero lo interesante es que el escultor no oficiará como un partero en soledad. Cientos de miles de ciudadanos están colaborando, pujando llave a llave. Ya tenemos cuatro toneladas. Imaginen tan solo el día de ese nacimiento de fuego, cuando se abran los portones de la ESMA, esos mismos portones por donde ingresaron los falcón verdes y emerga como una recién nacida tras un dolor distinto, tras un dolor de parto la Mujer Originaria para refundar una Patria justa y fraterna, donde los criminales tengan cárcel y prontuarios y sus héroes, sus mejores hombres y mujeres: honor y visibilidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...