"Hasta ahora, los filósofos han tratado de comprender el mundo; de lo que se trata sin embargo, es de cambiarlo" Karl Marx

Seguidores

miércoles, 27 de julio de 2011

Permacultura y bioconstrucción

El supuesto equilibrio ecológico del mundo está siendo atacado continuamente por las acciones humanas. Nuestras actitudes han causado alarmantes y rápidos cambios en el clima. Cotidianamente podemos ver evidencias de basura toxica, extinción de especies, guerras y calentamiento global.
Con la destrucción ambiental en puerta, muchos estamos trabajando en implementar la sustentabilidad como alternativa de preservación y de prevención de futuros desastres.
En la búsqueda de la auto sustentabilidad  la permacultura ha logrado combinar los saberes ancestrales con las nuevas tecnologías y ofrece soluciones a los problemas ambientales y sociales.
Ofrece recuperar el equilibrio de la sociedad con el medio ambiente.
La agricultura, el uso de energías renovables, los métodos de construcción y procesamiento de alimentos son ámbitos donde podemos aplicar las tecnologías socialmente apropiadas.
La permacultura es un enfoque optimista hacia la creación de asentamientos humanos sustentables. Así las comunidades podrán tener acceso y control de los recursos, apuntando a una convivencia armónica con la naturaleza.
Nosotros no somos propietarios de la tierra sino parte de ella.

BIOCONSTRUCCION
Las técnicas ancestrales de construcción han sido relegadas y descalificadas por cuestiones elitistas, al considerar que otras más costosas y sofisticadas impuestas por la cultura del consumo otorgan status; así es como adoptamos tecnologías descontextualizadas de nuestra realidad local.
En la construcción la cuestión de los recursos es tomada como el alma del desenvolvimiento sustentable. La elección de los materiales y técnicas puede no sólo cambiar la cara de la obra, sino que además ayudar mucho en aspectos ecológicos.
Para tener una idea; es direccionado a las construcciones, aproximadamente, el 40% de los materiales y de los recursos gastados por año en el mundo, fomentando así la economía global insustentable. Va a parar a las construcciones ¼ de la madera extraída, 2/5 de la energía consumida y 1/6 del agua potable disponible.
En los últimos cien años el nivel de dióxido de carbono en la atmosfera aumentó el 27%, siendo un ¼ de este, proveniente de la quema de combustibles fósiles usados para generar energía destinada a las construcciones. Es bueno fijarse que durante ese mismo período el mundo perdió el 20% de sus bosques.
Estos números asustan un poco más, cuando se recuerda que solamente un tercio de los habitantes del planeta, viven en construcciones modernas que se encajan en la descripción del párrafo anterior. Y peor aún, la proyección para los próximos 50 años es que los números se cuadrupliquen.
La seriedad de esta crisis comenzó a influir en la manera en que pensamos y diseñamos nuestras construcciones.
La construcción natural surgió como respuesta a una creciente preocupación sobre el medio ambiente. De esto, diversas técnicas forman parte de la solución para este complejo problema mundial.
Los materiales naturales son definitivamente una alternativa a las sustancias tóxicas que se diseminan en el medio ambiente. Aquellos que se preocupan en simplificar sus vidas, pueden construir sus propias casas usando estas técnicas. Es más barato, más ecológico, puede ser construido por sus dueños y vecinos y además queda con una estética única y particular.
La agradable sensación de confort térmico dentro de la casa es obtenida a través de un cuidadoso diseño en la utilización de la inercia térmica del barro y la piedra. Materiales que abundan en la región.
La arquitectura de la tierra es una de las más antiguas. Hace más de diez mil años ya se usaba para levantar casas, y aún hoy construir con tierra continúa siendo una técnica viva y creativa.
Algunas ventajas: La tierra regula la humedad ambiente. El barro posee la capacidad de absorber y perder más rápidamente la humedad que los otros materiales.
Almacena calor: durante el día almacena los rayos solares y durante la noche los libera lentamente, regulando así la temperatura de la vivienda.
Las construcciones con tierra cruda disminuyen la contaminación ambiental y economizan energía. Requiere apenas de un 2% de la energía desprendida de una construcción similar hecha de cemento y ladrillos cocidos.
Las construcciones son totalmente reciclables. Pueden ser derribadas y reaprovechadas muchas veces, basta con fragmentar y empezar de nuevo con el proceso de elaboración de la masa.
Los techos verdes o vivos, además de no contribuir con las industrias contribuyen con la recuperación de la capa de ozono mediante sus componentes vegetales
La utilización del cemento data de menos de cien años. Lo que demuestra que las construcciones realizadas hasta principios del SXX con materiales naturales fueron y siguen siendo fuertes, resistentes antisísmicas y mucho más integradas con la naturaleza
En la zona de la Confluencia las cuatro estaciones se dan bien marcadas. Esta diferencia climática nos obliga a una adecuada planificación de la vivienda. Desde más de (35°) en verano hasta más de ( -5°) en invierno. Por esta razón la mayor cantidad de ventanas debe estar orientada hacia el Norte y el Este. Los aleros no deben faltar; tanto para protección del frío invernal como del caluroso verano. Pérgolas con plantas caducas, como glicina, jazmín o vid, pueden ser una alternativa para dejar pasar el sol en invierno y hacer sombra en verano cuando recuperan su follaje
Los predominantes vientos del Oeste determinan la orientación de las puertas y ventanas de abrir. Aquí corre viento con tierra, arañas y garrapatas! Una solución son las cortinas de vientos con al menos tres variedades de árboles, arbustos y trepadoras que además nos proporcionen sus perfumes, aromas, colores y propiedades medicinales.
La constante sombra que se produce sobre el lado Sur de la casa, nos determina el lado frío de la misma. Por lo tanto, las paredes tienen mejor inercia térmica  si son más ricas en fibra, gruesas, con cámara de aire, con ventanas pequeñas o ciegas. Es bueno que todas las ventanas tengan doble vidrio, postigo de madera, mosquitero y cortinas. Por las ventanas del lado Sur entrará el aire fresco del verano y aire helado en invierno.
Un sistema de canaletas alrededor del perímetro del techo nos permitirá recolectar, almacenar y aprovechar los aproximados 200 mm de lluvia que caen anualmente. Además de controlar las salpicaduras de agua sobre paredes y pisos.
Estas recomendaciones se fundamentan con el ahorro de energía. La energía no es nuestra. Es de la tierra. No interesa que se pueda pagar el costo económico. Lo importante es No malgastar, No derrochar. Usar lo necesario.
Los caprichos en diseño arquitectónico se pagan con energía. (Materiales con altos procesos industriales, pinturas, solventes, grandes calefactores, aire acondicionado, ventiladores, etc. etc. etc.)

Materiales:
Lo mejor es usar los materiales que el lugar ofrece. Alrededor del mundo se han experimentado distintas técnicas constructivas. Con todos los climas y una amplia diversidad de materiales.
Hay tanta creatividad y arte constructiva como personas en el mundo, todos somos capaces de construir nuestra propia vivienda.
Reducir, Reciclar y Reutilizar: El Diseño de la vivienda es un factor muy importante a la hora de reutilizar y reciclar. Algunos de los elementos más usados son: cubiertas, chapas de todo tipo y componente (hierro, aluminio, mezclas), maderas en todas sus manufacturaciones, parabrisas, botellas, bolsas, nylon, en fin; la mayoría de los objetos de producción industrial pueden ser reutilizados.
Muchos residuos inorgánicos pueden quedar dentro de una botella descartable que a su vez queda dentro de una pared o un piso. Con los neumáticos se pueden hacer entre otras cosas, las bases de una construcción o techos (cortándolos en lonjas) o canteros o recipientes. Los parabrisas resultan una muy buena calidad de vidrio para ventanas fijas. De igual manera las botellas o damajuanas, así como cualquier pedazo de vidrio suelto.
Muchas veces es necesario reparar o acondicionar el residuo a reutilizar, por ello, se deben evaluar costos y materiales disponibles.

BAÑO SECO O SANITARIO DE COMPOSTAJE

El baño húmedo tradicional produce un flujo continuo y creciente de excrementos hacia los cuerpos de aguas superficiales y subterráneos, como ríos, lagos, pozos, mares,… En Latinoamérica el 98% de las descargas de inodoros se hacen sin tratamiento alguno. Así, el uso actual del baño húmedo y el manejo en sistemas centralizados de alcantarillado se han convertido en uno de los peores o tal vez el peor enemigo del agua limpia en el mundo.
Sólo el 3% del agua del globo es dulce. De esa cantidad, dos tercios están congelados en glaciares, o sea, que el 1% está disponible en ríos y lagos. Entonces… ¿por qué nos cagamos en ella?
Alrededor del mundo hay varios modelos de baño seco. En la zona se recomienda usar el que separa la orina de la materia fecal.  De esta forma se obtienen dos recipientes para tratar. Por un lado la orina es recolectada en un recipiente para luego diluirse con agua y así, mediante el riego, devolver nutrientes al suelo.
Las excretas son recolectadas en un medio tambor de 200 lts de chapa. El tacho debe estar pintado de negro y tener manijas para su traslado y manipulación.  
Una vez que se llena se debe dejar expuesto al sol cubierto con un nylon negro. De esta manera, y por acción de los rayos solares, después de unos 3 meses, la composta está en condiciones de volver al suelo. Fertilizando así árboles y jardín. No huerta.

Funcionamiento:
 este sistema funciona básicamente elevando la temperatura y disminuyendo la humedad, a partir de una mezcla bioactivadora que se adiciona al depósito de las excretas después de cada uso, almacenando las excretas de manera que puedan ser compostadas, y promoviendo la circulación de aire a través de las chimeneas que se accionan al calentarse por su exposición al sol.
El bioactivador es una mezcla compuesta de elementos que promueven la descomposición bacteriana de los excrementos. Contiene tres componentes principales: material carbonoso, material semilla para la descomposición (inóculo) y un agente mineralizador y absorbente de humedad. El material carbonoso es de origen vegetal (hojarasca, aserrín, pasto o algas secas). El inóculo puede ser tierra de monte y/o composta. Los mineralizadores pueden ser arenas de rocas, cenizas y/o cal.
El Uso es igual que cualquier baño, sólo que en lugar de tirar agua después de usar, se tira alrededor de medio kilo de bioactivador.

CONSEJOS PARA TIRAR MENOS AGUA (*):
Cocina: un lavado por día
  Poner tapón en la pileta para el enjuague.
  Conectar la salida aguas grises hacia huerta y/o jardín
  Colocar canillas de poco caudal.
Lavadero: Utilizar el lavarropas con carga completa.
  Reducir frecuencia de uso del lavarropas.
  Instalar canillas de bajo caudal.
  Conectar la salida del agua al jardín.
Baño: Instalar canillas de poco caudal y rosetas en la ducha
  Utilizar duchas de corte automático programable entre 3 y 5 minutos.
  Poner tapón para lavarse las manos.
  En los tanques de inodoros poner sistemas de medio desagote, o un bidón lleno de agua para restar volumen, o doblar el brazo del flotante para bajar el nivel.
Otros:   colocar mulch en el jardín.
  Lavar el auto con baldes sobre el césped
  Arreglar las canillas que gotean o pierden
  Regar a mano
  Convertir las piscinas en cisternas de acuacultura y nadar en playas o ríos.
  Captar y almacenar la mayor cantidad de agua de lluvia posible.
  Trate de no permitir que se escape agua de su propiedad a través de las caídas por pendiente.
  Utilice el agua tantas veces como sea posible.
  Disminuya el flujo de agua.
  Trate los problemas de exceso de agua tan cerca del lugar de origen como sea posible. Por ej la parte superior del pasillo o caída del agua.
  Limpie el agua haciéndola pasar por filtros o trampas biológicas.

La mejor manera de reutilizar agua doméstica es almacenarla en biomasa, por ejemplo plantas y animales del jardín. Un Jardín plantado densamente y con diversidad o una granja bien forestada almacenará mucho más agua en biomasa que un césped o un terreno denudo. Así el agua eventualmente será colectada como mulch, fruta, o leña. Ud. puede fácilmente colocar una buena parte, sino toda la plomería de las aguas grises hacia el jardín. Utilice la caída del terreno para mover el agua por gravedad.
(*) Extraído de - Guía de permacultura para el usuario de la tierra, Rosemary Morrow


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...