"Hasta ahora, los filósofos han tratado de comprender el mundo; de lo que se trata sin embargo, es de cambiarlo" Karl Marx

Seguidores

martes, 17 de julio de 2012

Chicas punk rusas, presas y a juicio por cantar contra Putin

Lo criticaron en un show en una Catedral.
Tres jóvenes que cantan en un grupo punk se metieron en las discusiones cotidianas de los rusos en las últimas semanas. Las chicas están arrestadas desde marzo por cantar una canción en contra del presidente Vladimir Putin en la catedral ortodoxa de Cristo Salvador de Moscú, pero ahora se confirmó que serán juzgadas el viernes por delitos que contemplan penas de hasta siete años de cárcel . Para muchos, con un castigo menor sería suficiente y otros, entre los que se encuentran los sectores religiosos, piden dureza porque pisaron un altar sagrado.
Nadezhda Tolokónnikova (22), Maria Alyokhina (24) y Yekaterina Samutsevich (29) son tres de las integrantes del grupo Pussy Riot. Las chicas, con máscaras y ropas de colores llamativos, se subieron al altar mayor de la Catedral el 21 de febrero. Desde allí, con megáfonos y guitarras entonaron una canción que decía: “Madre de Dios, echa a Putin” . Era la segunda vez que se metían en un episodio similar ya que en enero habían sido multadas por cantar en la Plaza Roja también contra el presidente.
Con el argumento de que se habían profanado lugares sagrados y que el acto incitaba al odio religioso, les abrieron una causa judicial por “vandalismo cometido en grupo organizado” y les denegaron toda posibilidad de excarcelación.
La dura reacción judicial despertó protestas en diversos sectores de la intelectualidad rusa, que lanzaron una carta a favor de su liberación. El petitorio juntó hasta el momento unas 34.000 firmas. “Las chicas no mataron a nadie, no actuaron con violencia ni robaron”, señalan algunos de los que las apoyan. Otros recuerdan que Rusia es un estado laico y ninguna acción anticlerical puede ser perseguida penalmente, si no está tipificada en el Código Penal. Pero todos coinciden en que la verdadera razón de la persecución es que criticaban a Putin en sus canciones.
De las tres jóvenes que deberán comparecer ante los tribunales, Tolokonnikova y Samutsevich comenzaron el 4 de julio una huelga de hambre contra una decisión de la Justicia que les otorgaba sólo cinco días para estudiar sus expedientes judiciales. Pero una semana más tarde la interrumpieron por razones de salud. Sin embargo, en la puerta del juzgado sus seguidores sostienen la medida hace más de diez días, a pesar del deterioro físico que están sufren.
Tolokónnikova dijo que había alcanzado a leer dos tomos de los siete del expediente y que creía necesario estudiar los otros cinco “porque el contenido de lo que ya he estudiado muestra que no hubo delito”. “Tengo que estudiarlo atentamente porque de ello depende mi destino ”, manifestó. La primera audiencia del juicio comenzará el viernes, cuando el fiscal presente la acusación.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...