"Hasta ahora, los filósofos han tratado de comprender el mundo; de lo que se trata sin embargo, es de cambiarlo" Karl Marx

Seguidores

miércoles, 5 de octubre de 2011

El indígena está presente en la sangre de la mayoría de los argentinos

El director de Awka Liwen, Mariano Aiello. Destacó la importancia de abordar la interculturalidad en escuelas, dijo que los argentinos seguimos sosteniendo un discurso discriminador y adelantó detalles de la causa contra Martínez de Hoz
Sabe y dice que el indígena “fue intencionalmente invisibilizado de la cultura argentina”.* Y a pesar de que el 63,1 por ciento de los argentinos y argentinas tenemos sangre de aquellos pueblos originarios que habitaron estas tierras, seguimos sosteniendo un discurso discriminador. Desde hablar de ‘quilombo’ hasta el insulto ‘negros de mierda’, cada construcción tiene un significado y una intencionalidad.
Mariano Aiello es abogado especializado en derechos de los pueblos originarios y fue director de Awka Liwen -Rebelde Amanecer-, película que ya sumó diversos premios. Y también se ganó una demanda por parte de los Martínez de Hoz, familiares del ministro de Economía de la última dictadura cívico militar y del primer presidente de la Sociedad Rural.
La película se presentó en el marco de la capacitación docente organizada por Suteba, en el Teatro Roxy. Aiello resaltó la importancia de “recuperar la escuela pública donde los chicos podían educarse en forma democrática”.*
“Que en este marco presentemos Awka Liwen para que la puedan ver los docentes y después trabajar en las escuelas con los niños, es de fundamental importancia, más teniendo en cuenta que José Alfredo Martínez de Hoz, está demandándonos a nosotros para que la película sea censurada y no sea incorporada al sistema educativo”,* expresó.
El abogado y director recordó que el 63,1 por ciento de los habitantes de la Argentina tienen un antepasado amerindio, según un estudio del área de Huellas Genéticas de la Universidad de Buenos Aires.
“Estamos hablando de que el indígena, que fue intencionalmente invisibilizado de la cultura argentina a partir de la Argentina independiente y sobre todo de los gobiernos de tipo positivistas liberales como el de Bernardino Rivadavia, está presente en la sangre de la mayoría de los argentinos”, subrayó. “Cuando hablamos de interculturalidad –añadió- no estamos hablando de minorías, como en otros países, sino de mayorías”.*
Enseguida, destacó que en la Comisión de Interculturalidad Bilingüe del Ministerio de Educación de la Nación un grupo de expertos dictaminó incorporar a Awka Liwen al sistema educativo argentino. “Tenemos que pensar que la construcción de la otredad por el discurso hegemónico historiográfico argentino fue creada con la idea de la dominación; de invisibilizar a la mayoría de argentinos al sector nacional y popular para generar un discurso totalmente falaz que fuera funcional a la legitimación de los intereses de la clase dominante”*, denunció.
Aiello se mostró optimista en la posibilidad de romper ese discurso, de terminar con los actos de discriminación que hoy se siguen viendo. “Por eso nosotros hicimos una investigación con método científico interdisciplinaria. Yo soy abogado, especialista en derecho de los pueblos indígenas, hubo una politóloga investigadora de la universidad de Hamburgo, Osvaldo Bayer, historiador. Hubo lingüistas, semiólogos y economistas”, enumeró.
En este sentido, planteó: “Sabemos que el lenguaje genera la cultura, la forma en que nosotros comprendemos el mundo. Hay ejemplos de cómo en el léxico cotidiano tenemos internalizado un discurso totalmente racista: en la película Osvaldo Bayer habla del terrible insulto que significa ‘negro de mierda’ y lo vamos deconstruyendo. Tenemos que pensar también cuando hablamos de la palabra quilombo: para nosotros es un lío, pero tiene un origen etimológico, totalmente racista. El quilombo eran los pueblos de esclavos liberados del nordeste de Brasil. Cuando decimos quilombo decimos que los afrobrasileros, cuando ya no tenían un dominio esclavista, un dueño, no se podían autogobernar”, ejemplificó.
“Así podemos analizar distintas palabras y construcciones lingüísticas y vamos a darnos cuenta que los argentinos aún somos profundamente racistas”, aseguró.
UNA DEMANDA CON CENSURA
“Los Martínez de Hoz piden que la película se prohíba hasta que no la reeditemos como ellos quieren: eliminando el nombre del ministro de Economía de Videla y del primer presidente de la Sociedad Rural Argentina. Piden también a sus jueces que la película no se distribuya en el sistema educativo porque no son tontos, saben que los cambios se generan con la educación y la cultura”, interpretó Mariano Aiello.
Además, pidieron solicitadas en los diarios de mayor tirada del país desagraviándolos y amenazan con hacer una demanda por daños y perjuicios que en los Tribunales que se habla de un millón de pesos contra cada uno de los autores.
Al analizar el estado de la causa, el director de la película indicó: “Está muy complicada para nosotros porque supuestamente el sorteo cayó en la sala M de la Cámara Nacional Civil y Comercial, entre cuyos camaristas se encuentra la doctora Díaz de Vivar, que ingresó al Poder Judicial con la dictadura de Onganía y fue ascendida a jueza con la dictadura de Videla”.*
“Hay una afinidad ideológica, político y de intereses entre esta Cámara y el estudio de los Martínez de Hoz, -que se llama Pagbam- que entre sus socios tiene al hijo de Mariano Grondona, al hijo de Pedro Eugenio Aramburu, aparte de dos Martínez de Hoz”, sumó luego.
A pesar de ello, Aiello indicó que están recibiendo muestras de apoyo desde todos los puntos del país. Para el próximo miércoles 19 de octubre está previsto un acto en la Plaza Lavalle, frente a los Tribunales, a partir de las 18, donde va a hablar Osvaldo Bayer, Felipe Pigna, y va a tocar León Gieco, para luego proyectar la película. Al día siguiente, Awka Liwen se va a reestrenar en el cine de la Plaza de los Dos Congresos, a las 20.30.
*El subrayado es nuestro.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...