"Hasta ahora, los filósofos han tratado de comprender el mundo; de lo que se trata sin embargo, es de cambiarlo" Karl Marx

Seguidores

lunes, 3 de octubre de 2011

Maestros, profesores y educadores PRESENTES XXII

                                     
“Creyeron que te mataban a la orden de ¡fuego!
Creyeron que te enterraban
Y lo que hacían era enterrar una semilla”
Ernesto Cardenal


Américo nació el 19 de octubre de 1942 en la Ciudad de Buenos Aires.
Durante 40 años su barrio fue José ingenieros, Ciudadela Prov. de Buenos Aires.
Su padre antes de anotarlo en el registro civil lo hizo socio de Argentinos Juniors. Era un niño normal, común, como lo fuimos nosotros y hoy lo son Uds, travieso, tímido, cariñoso y muy observador.
Una cualidad muy importante, era respetuoso de los mayores y de sus propios compañeros. Le gustaban las bromas, jugar al fútbol, pero por sobre todo leer porque decía que para ser un buen maestro tenía que saber mucho.
Perseverante, pues desde chico quiso ser maestro y lo logró.
Trató de hacer realidad sus ideales, su condición de familia de trabajadores hizo que luchara por una escuela nacional y popular.
No concebía que hubiese chicos que no pudieran concurrir a la escuela.
Concurrió a la escuela Nº 23 de José Ingenieros en su educación primaria. Luego ingresó a la escuela Normal Mixta de San Martín donde se recibió de maestro en 1959.
Era flaco desgarbado pero de cuidada apariencia, siempre bien peinado y sus mocasines lustrados.
Le gustaba enseñar y sabía llegar al corazón de los chicos.
Adolescente hipersensible, soñador, lo llamaban Felipe de Mafalda (por imaginativo). Se reprochaba de las cosas que no hacía.
Sus primeros pasos como docente lo realizó en las Escuelas Hospitalarias. (Centro de Rehabilitación al Tuberculoso y Htal Santojanni.
Luego comenzó a trabajar en el DE 17 su distrito como el decía. Escuela por la que pasaba dejaba un sembradío de cariño, amistad, respeto y por sobre todas las cosas el recuerdo que puede dejar una buena persona.
Servicial y siempre a la búsqueda de la estabilidad del amor y de la pareja.
Lector analítico: Marechal, Vervistky, y tenía pasión por la historia Argentina, San Martín, Mariano Moreno, sus ídolos. Leía a los historiadores revisionistas y daba importancia a la utilización de los símbolos patrios.
Se caracterizaba por sus discursos precisos y emotivos.
Fue un ejemplo permanente para sus alumnos, compañeros y la comunidad educativa desde: La rectitud, la perseverancia, la honestidad.
Se lo llevaron a la salida de la Esc. Nº 23 DE 17 el 13 de agosto de 1976
Fue visto a principios de septiembre de 1976 en el Centro Clandestino de Detención  Coordinación Federal.
                                                                                                                              
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...