"Hasta ahora, los filósofos han tratado de comprender el mundo; de lo que se trata sin embargo, es de cambiarlo" Karl Marx

Seguidores

lunes, 26 de septiembre de 2011

Maestros, profesores y educadores PRESENTES XXI

       “Creyeron que te mataban a la orden de ¡fuego!
Creyeron que te enterraban
Y lo que hacían era enterrar una semilla”
Ernesto Cardenal
                                                                           
Beatríz Le Fur nació en Avellaneda (Provincia de Buenos Aires) el 9 de junio de 1954 y llevó a cabo estudios de profesorado de Jardín de Infantes en la Escuela Normal Antonio Mentruit de Lomas de Zamora.
Beatriz Le Fur tenía 23 años. Militó en la Comisión de Familiares de Presos Políticos Estudiantiles y Gremiales. Recibía la denuncia de las detenciones para hacer Habeas Corpus y avisar a los familiares en el Bar Gildo de Corrientes y Medrano, Ciudad de Buenos Aires.
Después de zafar de un secuestro de la Triple A, pasó a la clandestinidad. Esa condición no le impidió visitar a sus hermanas el día en que cumplía 22 años. Una semana más tarde (16-6-76) miembros del ejército visitaron a sus padres en busca de un supuesto objeto escondido en una planta de rosa china. Cuando se retiraron -después de encontrar sólo huesos enterrados por el perro de la casa- sus padres se apresuraron en presentar el primer habeas corpus. Comprendieron que Beatriz -probablemente durante las torturas- había decidido que sus verdugos se encarguen de denunciar su secuestro. El aviso de los padres de un exiliado en Suecia y llamados anónimos, indican que fue detenida por la policía provincial y entregada al ejército, quien la mantuvo con vida en el campo clandestino de concentración, tortura y exterminio Proto-Banco o Brigada Güemes (ubicado en Puente 12) hasta fines de 1976.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...