"Hasta ahora, los filósofos han tratado de comprender el mundo; de lo que se trata sin embargo, es de cambiarlo" Karl Marx

Seguidores

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Pasaron once años del 19 y 20 de diciembre y ESTÁN TODOS

Once años, de los que algunos denominan el “Argentinazo”, once años de aquel hecho al que la historia reconocerá o reconoce como uno de los más grandes estallidos sociales de la Argentina.

Clubes de trueque, piquetes y piqueteros, Pocho o El Ángel de la Bicicleta bautizado por León Gieco, asambleas, centros culturales y una consigna tan pero, pero tan amplia como inocua “QUE SE VAYAN TODOS” marcaron las vísperas del estallido y los días subsiguientes. 

Estas palabras se hacían presentes en la mayoría de los argentinos que unos meses antes, en las elecciones legislativas le habían manifestado su repudio al gobierno de De la Rua y la Alianza, votando masivamente en blanco o haciendo impugnar el voto.  Si recordamos, los sobres electorales se llenaron de figuras como la de Clemente, hubo quienes pusieron fetas de mortadela (tal vez un inconsciente mensaje mafioso criollo referenciado en la cabeza del caballo dejado a los pies de uno de los truhanes en la célebre película El Padrino)   El ingenio y la bronca hecha creatividad hizo que surgiera el Movimiento 501, que pregonaba armar caravanas para alejarse a 501 kilómetros de donde uno votara para quedar eximido de hacerlo.

 

Y volvieron los saqueos… 

El antecedente era del año 89 durante el gobierno de Alfonsín, donde hordas de desesperados irrumpían sobre supermercados arrancando cuanto fuere de las góndolas.

Doce años después, la historia, se le asemejaba a aquella experiencia y la superaba.  Durante el 89, los saqueadores eran grupos anárquicos, donde las agrupaciones políticas poco tuvieron que ver.  Durante el 2001, también la gente estaba dispuesta a arrebatar lo que por derecho le corresponde: la comida.   Pero esta vez y desde hacía años existía ya un fenómeno que podríamos denominar “piqueterismo”.  Surgido en el sur, en Cutral Co allá por el 96  Aglutinando en los cortes de ruta a todo un pueblo que ante la inminencia del cierre de YPF sabía que sin esa empresa el pueblo se moría.  La experiencia piquetera, los cortes de ruta, las asambleas sobre el asfalto fue una práctica que se extendió de norte a sur por el país y algunos años después comenzaría a verse en Buenos Aires, en la Capital de Argentina.  Entonces, la táctica era copar un supermercado y esperar que a cambio de bolsas con alimentos los manifestantes abandonaran pacíficamente el establecimiento.  Por otro lado, estas mismas agrupaciones, también comisiones vecinales y de fomento impulsaban los “Clubes de Trueque” donde uno podía conseguir desde un mecánico para el auto a milanesas de soja sin intervención de dinero.  Primero a través del trueque: determinada mercancía a cambio de otra equivalente y luego con la aparición de las seudo monedas que emitía cada club, que se sumaban a los bonos emitidos por el gobierno nacional como por  los Estados provinciales (LECOP, Patacones y demás).

 

Corralito

A la gente no le gustan los encierros y como una manada desbandada no hubo corral capaz de frenar la bronca de toda una población.

Tras años de convertibilidad, tras años en que la palabra “inflación” solo era un recuerdo y por sobre todo era una palabra tabú, que nadie se atrevía siquiera a mencionar, irrumpió nuevamente en el país.  El gobierno aliancista rompió con años de convertibilidad (un peso un dólar y viceversa), se acorralaron los ahorros bancarios y sólo se permitía retirar $250,00 por semana.  Estas medidas fueron las gotas de un vaso que rebalsaba o mejor aun ponían en evidencia que la cosa así ya no daba para más y los bancos se llenaron de ahorristas que atropellaban contra ellos que les retenían sus ahorros y, si bien, los desocupados ascendían a algo más del 20% de la población y tantísimos más tenían trabajos precarios y claro, ningún ahorro posible, todos sentían como propio el agravio a ahorristas y estos para con los desocupados y todos se solidarizaban con aquellos que hacían largas colas en las embajadas europeas buscando un lugar en el primer mundo europeo.

 

19 y 20

Los hechos ya son conocidos: saqueos, represión, vecinos que salen a las calles golpeando cacerolas, asesinados y heridos y en las grandes ciudades y particularmente en Capital son miles los que se enfilan hacia el Congreso y la Casa de Gobierno sin más armas que una cacerola para hacer ruido y lo que pueda gritar con su voz .

Miles, millones de conjunto se movilizaron en diferentes puntos del país durante esos días al grito de que se vayan todos.  Como decíamos, consigna inocua si las hay, pero la única posible de aglutinar la bronca de un país entero.

No había partido, de derecha, centro o izquierda, que pudiera en ese momento apropiarse y /o dirigir ese vendaval revolucionario.   Con lo que nos atreveríamos a decir que fue una pena.  Pocas veces en la historia se dan hechos semejantes y no había nadie, revolucionario y con política para los de abajo, preferentemente para nosotros, que pudiera dar una salida organizativa a todo ese movimiento.  Más aun, después de que otro presidente Radical se veía obligado a renunciar a la presidencia, no sin antes pasar a la historia como el que en democracia decretaba el Estado de Sitio, hecho este que nadie estaba dispuesto a tolerar y al que se le hizo caso omiso.

 

Asambleas, cooperativas y fábricas recuperadas


Estas y otras experiencias surgirían y fortalecerían a las existentes a partir de aquel verano del 2001-2002

Para muchos, comenzó un tiempo de utopía, la posibilidad de romper con la típica organización vertical y comenzar a andar en la experiencia de la horizontalidad y poner en práctica el sueño de la democracia directa.  Pero el tiempo, según nuestro parecer, demostró que hay prácticas difíciles de salvar.  Si bien existen y prosperan por suerte, empresas bajo el control cooperativo de sus trabajadores/as, perduran centros culturales magníficos donde se desarrollan todo tipo de artes, muchas experiencias quedaron en el camino.  Sucumbieron  ante las exigencias de un sistema político y económico mundial que no avala este tipo de prácticas.  Aunque claro, debemos honrar a la verdad y poner en evidencia que muchos de los responsables de dichos “fracasos” fueron sus propios miembros, peor aún, en algunas experiencias como en la Asamblea del Parque Avellaneda, diferentes partidos  de izquierda, peleándose por intereses estériles como sectarios colaboraron en destruir una de las mayores experiencias asamblearias.

 

Once años después


La situación económica del país a cambiado sustancialmente, en materia política y partidaria ha cambiado otro tanto, la relación de la ciudadanía con la política y sus representados distaría años luz del “que se vayan todos”.

Cabe resaltar que si bien decimos que la economía, la práctica política ha cambiado en once años no estamos diciendo que esta etapa sea mejor.  ¡Si diferente, pero mejor, no!

 

Hoy, 19 diciembre, en Plaza de Mayo se está movilizando buena parte de la dirigencia sindical opositora al gobierno, partidos de izquierda y algunos partidos como la UCR que “extrañamente” se estaría movilizando también.

 

Las redes sociales, los ciber militantes K y el Frente Para la Victoria


Quienes pasamos algo de tiempo entre redes sociales, podemos observar como toda la militancia ciber K trata de desvirtuar y/o desconocer que hoy se estará produciendo una importante movilización contra el gobierno (es verdad que éste como sus defensores no están acostumbrados a que se le marche y movilice en contra pero saben aunque intenten ocultarlo, que un paro nacional contundente hace unos días, empieza a mostrar que hay muchos que no les alcanza con el verso de que hoy estamos mejor que en el 2003)

Es verdad de todos modos, ya lo decíamos, no estamos como en el 2003.  El gobierno ha logrado un crecimiento económico a tasas chinas pero sin embargo miles de trabajadores se ven obligados a pagar lo que se conoce como “impuesto a las ganancias”.   Desde el más rico al más pobre pagan el mismo 21% de IVA al comprar un litro de leche, los docentes se ven obligados a trabajar con sueldos que no alcanzan y en escuelas que se caen a pedazos, cursos que superan los cuarenta alumnos/as y como si esto fuera poco se ha impuesto el trabajo tercerizado y no nos olvidemos que muchísimos trabajadores lo hacen en negro, incluidos empleados estatales como los docentes. 

Entonces, quiénes son los verdaderos beneficiarios del crecimiento económico.  Como desde hace añares, los grandes capitalistas extranjeros, los que más tienen en el país. 

“La clase trabajadora también se beneficia” dice el gobierno.  “Gracias a este modelo rompimos la situación en la que se encontraba en 2003” repiten una y otra vez ocultando que si el beneficio de los trabajadores/as, es contar con trabajo más o menos estable, este conlleva sueldos en negro, trabajo precario, clientelismo, dependencia de las grandes empresas contaminantes como las mineras o Monsanto por citar casos emblemáticos y por sobre todo seguir pagando estrictamente los compromisos de deuda con los organismos internacionales de crédito, pagos de una deuda externa que buena parte de ella es la que contrajo la última dictadura militar y está harto comprobada de su ilegalidad.


Para nosotros el día de hoy es un día de lucha, un día que debería servir para reflexionar  y pensar que país queremos y tenemos.  Porque insistimos, tener un trabajo medianamente estable, dice el dicho: “es pan para hoy hambre para mañana”.  La mejor forma de homenajear a las víctimas del 19 y 20 es profundizar los reclamos, exigirle a este gobierno que renuncie o bien lleve adelante un modelo realmente “nacional y popular” como tanto le gusta autodefinirse y romper con los intereses económicos internacionales de una vez por todas y volcar los recursos económicos y naturales en beneficio de los trabajadores y trabajadoras.

Tenemos que terminar de pagar por lo que es nuestro, como se hizo con una parte de YPF, que luego por otro lado es manejado por otros capitalistas extranjeros.


Como decíamos, para nosotros hoy son días para pensar, reflexionar y debatir.  Este es nuestro pequeño aporte!!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...