"Hasta ahora, los filósofos han tratado de comprender el mundo; de lo que se trata sin embargo, es de cambiarlo" Karl Marx

Seguidores

miércoles, 1 de diciembre de 2010

SIDA: cuatro letras para números muy grandes

DÍA INTERNACIONAL DE LA LUCHA CONTRA EL SIDA

     El 1º de diciembre no es un día más, definitivamente no lo es, y aún así, si uno saliera a la calle y al azar comenzara a preguntar: ¿qué día es hoy? O mejor aún: ¿qué se conmemora hoy y por qué? las respuestas podrían ser varias y muy poco precisas todas desgraciadamente.
     El año pasado.  Faltando pocos días para esta fecha me pidieron colaboración para responder a una encuesta sobre el SIDA y que la hiciera, la encuesta, vía correo electrónico a mis contactos.  Por supuesto que acepté, nada me constaba y era para colaborar con un trabajo que llevaban adelante unos alumnos y alumnas de una escuela secundaria. 
     Al rato comenzaron a llegar las respuestas y…, qué palabras uso para describirlas.  Eran para tener miedo.  Sí, MIEDO.  Las respuestas ponían al descubierto lo poco que se sabe del tema y mi sorpresa aún no cesa.  La gente que encuesté pertenece a una posición social “acomodada” (estudiantes terciarios y universitarios, profesionales y comerciantes).  Todos ellos han convivido con el avance de esta enfermedad.  Quién más quién menos; desde aquel 1º de diciembre de 1981 en que se comprobó el primer caso, han tenido acceso a información y campañas de prevención.  Sin embargo esto que describo, no es una casualidad, no es este grupo y nada más.
      Desde aquella fecha (1/12/1981), el VIH-SIDA se ha cobrado la vida de 21.000.000 de personas; alrededor de 36.000.000 de personas viven actualmente con la enfermedad;
sólo durante el año 2000 se registraron en el mundo 5.300.000 nuevos casos;
de estas nuevas infecciones, 600.000 casos afectaron a menores de 15 años; 3.800.000 africanos están infectados por el HIV, lo que incluye a una de cada cuatro mujeres sudafricanas de entre 20 y 29 años.
     Está claro que esta enfermedad no discrimina.  A ella poco le importa cuanto dinero tenés, el color de la piel, la nacionalidad o la ideología.  Pero también es verdad que los países empobrecidos y sus habitantes son quienes más lo sufren. 
     Me pregunto cuantos de esos menores de 15 años infectados son niñas y niños expulsados del sistema, obligados a prostituirse o  peor aún, abusados por sus propios familiares (y ahora me recuerdo la película “Preciosa o Precious” que recomiendo mirar). 
     No quiero machacar sobre el gobierno de mi país o del país que sea, pero estaría bueno que profundicen las campañas, es más, sería bueno que no fueran campañas sino Políticas de Estado, que al igual que la enfermedad contra la que estamos luchando, no tenga color político preferido o ideología x, sino que sean en pos del pueblo, de todos los pueblos.  Pero mientras tanto, no debemos bajar la guardia.  A usar el preservativo, más ahora que hasta Benedicto XVI, lo aprueba.
    No quería dejar pasar el día sin decir algo, creo que este blog no podía no decir algo.  Aunque sea un minúsculo granito de arena, yo quería sumarlo.
     En definitiva: BASTA también son pocas letras para, empezando por nosotros mismos y nuestras familias, generar otros números muy grandes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...