"Hasta ahora, los filósofos han tratado de comprender el mundo; de lo que se trata sin embargo, es de cambiarlo" Karl Marx

Seguidores

viernes, 22 de junio de 2012

El Partido de los Trabajadores (Paraguay) rechaza el gobierno de Federico Franco surgido del Golpe Parlamentario.

El Partido de los Trabajadores (PT), rechaza y repudia con indignación y firmeza el golpe que significó el juicio político desarrollado hoy en la Cámara de Senadores –auspiciada y patrocinada por la derecha tradicional de nuestro país-, que terminó con la destitución de Lugo y la designación de Federico Franco como Presidente.

Nos reafirmamos en que el Parlamento Nacional, una verdadera cueva de bandidos, no representa al pueblo trabajador y no tiene la más mínima autoridad política ni moral para destituir a una persona que ha sido designada por la mayoría del pueblo, por la vía de las elecciones generales, para ejercer el cargo de presidente de la República. Reafirmamos nuestra posición de que Lugo merecía ser enjuiciado y destituido pero por la voluntad popular no por los tránsfugas y antipopulares parlamentarios. Lugo fue elegido por la mayoría del pueblo por medio de elecciones y es ese mismo pueblo quien debía destituirlo.

El PT, no reconoce el gobierno de Federico Franco por ser ilegal e ilegítimo e impuesto por un golpe parlamentario. Es un gobierno que surge de una violación a básicos principios democráticos. Repudia, asimismo, a todos los partidos que decidieron llevar adelante esta farsa: el Partido Liberal Radical Auténtico, el Partido Colorado, el Partido Patria Querida, el Partido Unace y el Partido Democrático Popular.

Instamos a todas las organizaciones políticas y sociales que se consideren democráticas a que rechacen y desconozcan al nuevo gobierno, y repudien a los partidos golpistas, en el marco de defender las libertades públicas de organización y movilización así como la completa vigencia de las garantías constitucionales básicas.

Este golpe, debe señalarse, no es sino una crónica de una tragedia anunciada por completa responsabilidad de la política de “vamos a engañar y utilizar a la derecha”, “vamos a aliarnos a los sectores democráticos de los partidos capitalistas para acumular y avanzar” y el engaño masivo que significó el “poncho juru” que llevó a desarmar al movimiento de masas, creando las condiciones para el presente golpe. Esta política es responsabilidad completa de Lugo y las izquierdas luguistas quienes terminaron desechados por sus “aliados” políticos.

Creemos que, con organización y movilización, debemos exigir la urgente convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, democrática y soberana, que reorganice nuestra nación sobre nuevas bases que asegure tierra, pan, trabajo, soberanía y libertad para todo el pueblo paraguayo.
En pos de este objetivo llamamos a todas las organizaciones sociales y políticas de izquierda a trabajar juntos en unidad de acción orientada a construir un gran movimiento de la clase trabajadora que rompa definitivamente con la inservible política de alianza con los sectores “progresistas y democráticos” de la burguesía, y se proyecte un gobierno obrero, campesino y popular.
Comité Ejecutivo Nacional
Partido de los Trabajadores
22 de junio de 2012

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...