"Hasta ahora, los filósofos han tratado de comprender el mundo; de lo que se trata sin embargo, es de cambiarlo" Karl Marx

Seguidores

domingo, 17 de junio de 2012

Día del Padre: toda una lucha

La idea de conmemorar al progenitor surgió en EEUU en 1909. En nuestro país, las fechas fueron discutidas hasta que se instituyó el tercer domingo de junio.

 

Una señora de apellido Smart Dodd, de Washington, quería homenajear a su progenitor, un veterano de guerra llamado Henry Jackson Smart, que enviudó cuando su esposa tuvo a su sexto hijo.
El abnegado padre se hizo cargo de criar a sus niños cumpliendo ambos roles. 
El señor Henry Smart había nacido el 19 de junio, fecha que su hija propuso para celebrar el Día del Padre. Esta iniciativa fue abrazada con entusiasmo por muchos ciudadanos estadounidenses y el presidente Coolidge estableció su apoyo y lo decretó Día Nacional.
En nuestra provincia (Mendoza), durante la mitad de siglo XX, fueron propuestas varias fechas para esta conmemoración.


Made in Mendoza
El primer antecedente del “Día del Padre” en Mendoza se remonta a 1940. Fue la señorita Luvina Mercedes Lillo, vice- directora de la escuela Juan Gregorio de Las Heras,  quien propuso el 17 de abril para festejar ese gran acontecimiento.
En aquella fecha, la docente Lillo realizó un acto en el cual participaron activamente alumnos, maestros y padres.
Durante aquel acontecimiento, se repartió entre los participantes un poema en verso del escritor Juan de Dios Peza llamado “Mi Padre”; también se obsequiaron otros como “Ofrenda a mi Padre” y “Los consejos sabios de mi Padre”.
Este evento tuvo gran aceptación por docentes y directivos quienes propusieron a la Dirección General de Escuelas que se festejara ese día como el “Día del Padre” en nuestra provincia.

Padre Sanmartiniano

Fue por los años 50 que el espíritu nacionalista del gobierno del general Perón promocionó importantes actividades relacionadas con la imagen del General José de San Martín, Padre de la Patria.
En Mendoza, la Dirección General de Escuelas, a través de la propuesta de la profesora Lucía Zuloaga de García Sada, instituyó oficialmente en los calendarios escolares de la provincia el 24 de agosto como el Día del Padre, fecha en la que nació en 1816 la única hija del Libertador.
Desde 1953, los alumnos eran convocados en su escuela para festejar ese momento tan especial, cuando se evocaba a todos los padres de Mendoza.
En 1955, luego del golpe de Estado que derrocó al entonces presidente Perón, la fecha escolar que evocaba la paternidad de San Martín fue perdiendo fuerza.
Después de dos años, el Consejo Nacional de Educación olvidó incluir en el calendario escolar dicha fecha, lo que produjo que se aprovechara para desarrollar una millonaria campaña publicitaria e imponer  el festejo el tercer domingo de junio.
A pesar de todo esto, las autoridades provinciales e instituciones civiles siguieron peleando para imponer el 24 de agosto.
El 30 de junio de 1982, el entonces gobernador de facto Bonifacio Cejuela dictó un decreto instituyéndolo en el calendario de agosto.
Cuatro años más tarde, la Legislatura provincial lo convirtió en la ley 5131. Hoy, legisladores nacionales gestionan para promover una ley a nivel nacional.

Tercer domingo de junio

En 1957, la Asociación de Dirigentes de Ventas, junto con el gobierno nacional de ese momento, fijaron aquel domingo 16 de junio como primer festejo del “Día del Padre” para todo el territorio nacional. También en Mendoza se aceptó esa fecha.
Un año más tarde, aparecieron las primeras publicidades en todos los medios de la época para regalar a papá afeitadoras, trajes y otras indumentarias. También quedó implementado en las escuelas y colegios de todo el país.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...