"Hasta ahora, los filósofos han tratado de comprender el mundo; de lo que se trata sin embargo, es de cambiarlo" Karl Marx

Seguidores

viernes, 16 de marzo de 2012

La desigualdad de los niños en un mundo urbanizado

Según informó Unicef en su trabajo anual sobre el Estado Mundial de la Infancia, las ciudades no satisfacen las necesidades de los niños. Tras indicar que más del 79% de la población en la región vive en ciudades grandes y pequeñas, el organismo sostiene que este proceso de urbanización está dejando a cientos de millones de niños sin acceso a servicios esenciales. Según Unicef, una mayor urbanización conlleva la pobreza y la exclusión. “A estos niños se les deniegan elementos esenciales como el agua potable, la electricidad y la atención de la salud, incluso si viven cerca de estos servicios”, sostiene el organismo. En muchas zonas urbanas coexisten grandes oportunidades y grandes privaciones. Si bien los promedios generales muestran que los resultados en las esferas de la salud y la supervivencia infantil, la educación, la protección y el saneamiento suelen ser mejores en las zonas urbanas que en las rurales, esto oculta el hecho de que las mayores desigualdades se producen en las ciudades grandes y pequeñas.
En cifras.
De acuerdo al informe, uno de cada tres habitantes de una zona urbana vive en una vivienda deficitaria, una cifra que aumenta a 6 cada 10 en África. Asimismo, el organismo subraya que la población urbana mundial aumenta en alrededor de 60 millones de personas cada año.  Según el organismo, una práctica alarmante para la salud pública es el número de personas que defecan al aire libre en las zonas urbanas, cuya cifra aumentó de 140 millones a 169 entre 1990 y 2008. Asimismo, el agua insalubre también cuesta muchas vidas al año: alrededor de 1,2 millón de niños mueren antes de cumplir los 5 años a causa de la diarrea.  Respecto a salud, el informe sostiene que los brotes de sarampión, tuberculosis y otras enfermedades que se pueden evitar mediante vacunas, son las más frecuentes en las ciudades, donde la densidad de población es alta y los niveles de inmunización son reducidos.  Asimismo, también destaca que los niños suelen ir a las ciudades para escapar de la violencia o el abuso en el hogar, quedan expuestos a la violencia y la explotación. Según Unicef, 2,5 millones de personas son víctimas del trabajo forzoso como resultado de la trata de personas. Entre el 22 y el 50% son niños y niñas.

Argentina.
Según informó Unicef, Argentina es uno de los países de la región que más éxito tuvo a la hora de reducir los asentamientos mediante la provisión de mejores viviendas, abastecimiento de agua segura y servicio de saneamiento en zonas urbanas.Mientras que en 2003, 6 de cada 10 chicos urbanos vivía en un asentamiento, en 2010 la cifra se redujo a 2.Al respecto, Andrés Franco, representante de Unicef Argentina, sostuvo que ven una “mejora generalizada en los indicadores” en nuestro país. De todos modos, el funcionario indicó que “hay una agenda pendiente que es normal que exista y sobre la que se debe trabajar en Argentina, al igual que en la región”, aunque destacó que “a diferencia de lo que ocurre en otros países, Argentina tiene una gran política migratoria que respeta los derechos de los niños extranjeros”.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...